Warmi Chagra – Sayari Campo

Este es un relato que surgió en Yurak Mayu, (Ríoblanco). Es un proceso de construcción de la Warmi Chagra (Mujer chagra) como espacio de re activación de la memoria ancestral en el Macizo Andino Colombiano.

Hace mucho tiempo, en el territorio de Yurak Mayu vivía una mujer fuerte y sabia que recorría los caminos del territorio Yanakuna, en su hermoso traje guardaba colores y sabores provenientes de frutos germinados bajo la madre tierra. Abrigaba en su vientre la esencia de plantas medicinales y árboles que abundaban en su cuerpo. Animales y plantas de distintas formas y tamaños acompañaban el crecimiento y vida del Runa. Ella danzaba junto al kinde, cantaba en tiempos de oscuridad y con aromas de flores trenzaba su cabello para alimentar con alegría a todos los seres de este gran Ayllu.

Su naturaleza traía la palabra dulce y fuerte para ordenar la vida en el territorio, traía la medicina y la protección para todos en cada amanecer.

Un día la Warmi chagra despertó muy triste, viendo que en cada rayo de sol uno de sus colores iba disminuyendo y que los seres que la acompañaban iban partiendo a rumbos extraños. Las aves ya no cantaban y los insectos ya no polinizaban, el Runa poco a poco había olvidado alimentar su espíritu.

Fue allí cuando se dio cuenta que hombres extraños con codicia y ambición en su pensamiento, habían manipulado una bella flor -La amapola-  que cubrió con dinero y avaricia las huertas del territorio, creando dolor y vistiendo su cuerpo de un único color, desplazando las semillas y alimentos nativos.

La Warmi chagra al ver su despojo se encaminó a tierras lejanas dejando huellas de desolación y pobreza espiritual reflejada en los hogares. A partir de ese momento la chagra no se viste con los mismos colores. En la memoria de los mayores existe un tiempo que abrigaba las palabras al calor de la tullpa y el Kuichi surcaba el corazón de las montañas.

Hoy la Warmi chagra nos pide que volvamos a cantar, que volvamos a sentir su fuerza en cada lugar, en cada gota de agua. Que volvamos a vestirla con alegría y que vuelvan a brillar los colores del arcoíris en cada Warmi y Runa, que resuenen los bombos y quenas que ahuyentan la confusión, que vibren las wiphalas al viento, agradeciendo en cada amanecer que somos Andinos Yanakunas, hijos del agua y el arcoíris solar.

 

Sayari Campo Burbano
Warmi andina, bióloga y chaski
Fotografía: círculo de mujeres de la Universidad Pedagógica - Bogotá


Palabras en lengua Runasimi (quechua)

Runa: Ser humano, gente
Ayllu: Familia
Chagra: proviene de chacra, que es el terreno destinado al cultivo de maíz.
Tullpa: Fogón de encuentro con la palabra y el pensamiento
Kuichi: Arcoíris, deidad protectora
Whipala: la bandera y el emblema de la nación Andina y de los Aymara, representación de la filosofía andina, simboliza la doctrina del Pachakama (principio, orden Universal), y la Pachamama (madre, cosmos) que constituye el espacio, el tiempo, la energía y nuestro planeta, por eso el significado de la Wiphala es un todo.