Inti Jiwaña: cuando el sol muere – Tupac Wayra Larco

Tejido Textual tomado del amauta Tupak Wayra Runa que nos lleva a entender mejor desde el mundo andino la importancia de este evento astronómico: el eclipse total de sol. Siempre los antiguos veneraban estos encuentros como algo sagrado y él nos comparte a profundidad el entendimiento ancestral desde lo que ha investigado y aprendido, además de brindar algunos consejos sobre lo que podemos y no debemos hacer durante momentos tan especiales.

El mundo andino, sin lugar a dudas, tuvo una astronomía profundamente mística. En las cimas de algunos cerros aún quedan los vestigios de los Nayra Samka (Ojos del Universo) unas bateas talladas en piedra en las que los Larama (Astrónomos Andinos) permanecían toda su vida, conversando con el universo. De hecho, todos los templos están situados y construidos de acuerdo a un orden astronómico, por ejemplo: las puertas de las viviendas comunes siempre estaban orientadas hacia el este, templos tan sorprendentes como Tiwanaku (Tihuanaco) son el reflejo exacto de constelaciones estelares existentes en nuestro cielo andino reflejados en la tierra, muestra de una exquisitez de conocimientos profundos del cosmos en la vida cotidiana de los andinos pre-coloniales.

Mucha de esta sabiduría se ha perdido. Hoy ya no miramos el cielo con los mismos ojos de nuestros antepasados. En las comunidades los abuelos de este tiempo, son los últimos interpretes del cosmos. Si bien tenemos el mismo cielo de hace 5 siglos atrás sobre nuestras cabezas, nuestra visión ya no es la misma. Es como si ya no miráramos claramente o estuvieramos ciegos, imaginando cosas mágicas sobre el universo. Lo que aquí compartiré es una recopilación de conocimientos que he hecho en mis años caminando por distintas partes del mundo andino. Este conocimiento no es mío, es de los abuelos y abuelas de las montañas, guardianes de la sabiduría del tiempo.

 

¿Cómo observaban y entendían el universo nuestros antepasados?

A la dimensión del universo se dice en Aymara Alaxpacha. A su espíritu le decimos Kuntur Mallku pero tenemos un nombre muy lindo que usamos también, el de Samka, que se traduce al acto de soñar pero que también usamos para llamar al espacio cósmico.

Cuando había un eclipse solar o lunar, este no era un acontecimiento que llegaba de sorpresa impactándonos como un acto de magia. Se sabe que los Larama habían desarrollado un conocimiento de medición tan exacta de los astros del universo que poco o nada tenia que envidiar a los astrónomos modernos. Tenían el conocimiento para pronosticar eclipses, solsticios, equinoccios, alineaciones estelares, etc.

El telescopio de los Larama era el Nayra Samka, unas bateas de piedra, en la que ponían aguas especiales y obtenían un reflejo perfecto del universo, así no tenían que estar con la cabeza hacia arriba por horas. Las aguas que solo ellos sabían usar les servía de lentes de aumento y les ayudaba a ver cosas especificas del universo, una real locura, al parecer. Ademas usaban la Yupana una herramienta matemática mística y los kipus (nuestra escritura) para registrar las mediciones y comprensiones del universo, cosa que cuando iba a acontecer un eclipse solar, como ahora, ellos ya lo sabían anticipadamente.

Cabe resaltar que, durante la colonia, los cronistas que veían a los Larama, los describían como “hombres que estaban sin nada más que hacer sentados en las puntas de los cerros, muchas veces ni comían por estar viendo sus fuentes de piedra con agua”. De ahí nació el adjetivo de “Indio Larama” que ignorantemente los conquistadores le dieron el contenido de Larama=Flojo, refiriéndose a los Astrónomos Andinos que dialogaban con el universo.

 

La Mística del Willka (Sol): un relato sobre la creación 

Para comprender qué significa un eclipse desde la visión ancestral andina debemos comprender primero los grandes relatos del origen del sol (Willka) y luna (Phaxsi).

Resumen del Gran Relato del Ch’amaqpacha=Tiempo de la Oscuridad

“Cuentan nuestros abuelos que antes de que existiera esta realidad, los colores y la luz del sol, la luna y las estrellas, nuestro universo era oscuro, a este tiempo se le llama Chamaqpacha (tiempo de la oscuridad). Esta realidad fue creada por Pachatayka y Pachaqamac desde antes que existiera el silencio. En ese entonces había otras existencias, el ser humano no habitaba esa realidad.

Todo tiene su ciclo en la vida y el tiempo de aquella realidad estaba llegando a su fin, pues los seres que la habitaban se habían olvidado de cómo vivir por lo que Pachatayka y Pachaqamac mandaron a sus hijos más queridos a transformar la realidad. Ellos, eran los gemelos llamados Willka y Phaxsi, al llegar a aquel universo, inmediatamente fueron rechazados por aquellos seres que lo habitaban, desatándose una persecución que durarían muchos recuerdos. Pero el gran día llego, habiéndose aparecido el gran Janqu Kunturi (Cóndor Blanco) en aquella oscuridad, este era tan gigante que se lo podía ver desde todos los confines del universo oscuro y hablando en el lenguaje de los dioses dijo: -Ahora Willka y Phaxsi harán aparecer la nueva realidad y la nueva vida brotara de la oscuridad, los seres nobles que sobreviven serán transformados en Apus para proteger y enseñar a la nueva humanidad.

De repente el Janqu Kunturi (Cóndor Blanco) tomo a Willka en sus manos y lo elevo hacia él, en ese momento el universo se rompió (¡T’aqa!) con un estruendo que jamás se volvió a oír en el universo, aquel niño apareció en el cielo como el Sol que conocemos actualmente, su luz dio formas y colores a esta nueva realidad. Toda aquella oscuridad negativa se transformó en el Manqapacha (Mundo de la oscuridad, que no es para nada, entiéndase, como el inframundo o el inferno) así se formó nuestro mundo y nació esta realidad que conocemos actualmente. Un tiempo después, aquel mítico Kuntur, elevo a los cielos a Phaxsi, la hermana de Willka y cuando esta llego, el universo se oscureció por unos instantes y con una fuerza increíble una luz blanca apareció y se hizo la noche, esta luz se repartió a sus hermanas las estrellas. Cuando la Luna se estableció, nació el tiempo, el ciclo de la vida y el mundo de los muertos Amaypacha.”

Este es un brevísimo resumen de un relato muy antiguo, quizá el más antiguo de los Andes,  podemos encontrar el contenido místico sobre el entendimiento del cosmos. Los Larama, se contactaban con esta historia cuando miraban el universo, que les parecía tan sagrado y haciendo uso de las facultades humanas de cálculo, tenían un conocimiento con “ajayu” (alma) al que llamamos s a b i d u r í a.

Esto es lo que le falta a la ciencia moderna. Por eso cuando la astronomía moderna observa desde sus gigantes telescopios el cielo, “ven sin ver” pues solo miran objetos flotando en el espacio. Para ellos los eclipses, solsticios, equinoccios y estrellas no son mas que materia brillosa en el cielo.

Los Eclipses en el Mundo Andino, el Pawi pawi o Payi payi

Partiendo del relato del Ch’amaqpacha, se entiende que cuando acontece un eclipse de sol o luna, el mundo que de la oscuridad Manqapacha envuelve la tierra, a este fenómeno se conoce como Willka Jiwaña (muerte del sol) y Phaxsi Jiwaña (muerte de la luna) energéticamente se dice Pawi Pawi o Payi Payi, que es una energía que impregna a la tierra y que no es para nada de buen augurio, se dice que cuando llega el Pawi pawi o Payi Payi, todo se vuelve un caos, los animales se esconden, los insectos dejan de chillar, porque en su memoria está el conocimiento sobre los eclipses.

Cuando esto ocurría la gente no salía de sus casas. Peor aún, no se recibía el eclipse, como ahora, no se observaba. Ustedes podrán ver que hasta ahora los abuelos y abuelas remanentes no festejan este momento. Históricamente se dice que los momentos mas tristes de nuestra memoria como la invasión a nuestro continente iniciaron con eclipses.

Conclusiones

Tendremos un eclipse solar (Willka Jiwaña) que será a las 16:38 y 16:44 horas (Bolivia); además tendremos una Jayri Paxsi(luna negra) de 14:42 a 16:00 horas, lo que significa que nuestro Padre Willka y Madre Phaxsi estarán oscuros al mismo tiempo.

He visto por las redes sociales a mucha gente espiritual hablar sobre los beneficios que trae este tipo de fenómenos a la vida. Puede ser que los ignoren, pero están llamando a hacer círculos de bendición, cantos, actos chamánicos y ceremonias, etc. Nada más falso, porque se ve en estos momentos que el conocimiento que dicen tener no tiene ningún tipo de contenido real. Si ustedes quieren, pueden preguntar esto que escribo a nuestros abuelos y abuelas, ahí está la fuente ancestral viviente más antigua, quienes saben aún los misterios del universo.

 

65682494 909868102698059 1573496642240249856 n 150x150 - Inti Jiwaña: cuando el sol muere - Tupac Wayra Larco65811049 324469575139236 2040423874385936384 n 150x150 - Inti Jiwaña: cuando el sol muere - Tupac Wayra Larco65924286 1371367203011945 1616946133429387264 n 150x150 - Inti Jiwaña: cuando el sol muere - Tupac Wayra Larco

 

Para terminar, es importante cubrirse las cabezas, en especial a las wawas que son más susceptibles a percibir o enfermarse con estos fenómenos, las mujeres embarazadas ponerse Wak'as (fajas), no tener relaciones sexuales durante la tarde, no iniciar ningún tipo de proyecto o trabajo, debemos resguardarnos ante esta energía.

Es importante comprender la sabiduría desde los relatos, ahí se encuentra el contenido místico verdadero, cualquier otra cosa es pura fantasía, si hacemos eso, en verdad volveremos a entender y honrar el camino de nuestros antepasados.

Jallalla

 

 

Tupak Wayra

publicado en Camino Ancestral Bolivia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *