Ranzhe gᵿgia shetamorra — Mi lengua como pintura — Lorenzo Gill

iconos 01 - Ranzhe gᵿgia shetamorra — Mi lengua como pintura — Lorenzo Gill
El 2019 ha sido declarado por la Unesco como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas para promover la existencias de más de 5000 lenguas existentes en el mundo que están desapareciendo a un ritmo acelerado. La importancia de que se hable en lenguas nativas es importante para la pervivencia cultural de estas naciones que conservan conocimientos específicos en el cuidado y la relación con la Madre Tierra. Lorenzo Gill, nativo de la Sierra Nevada de Santa Marta, nos comparte la belleza y el poder de su lengua damana (wiwa o arsario) permitiéndonos vislumbrarla como una persona que camina con él acompañando su ser indígena, su identidad y la fuerza de su pensamiento de tierra, aire, agua y fuego, detrás del cual vienen millones de ancestros.

Iwina zhanguashka, zhimashayama nagᵿntuna

nawinzhe gᵿgia inzhina iba neka túa, raga

Shkua shomamba kᵿ kuaga, bungingama

Ukuashka nakshena, bunginzhe akanduna

Wara wara ikurrashka, bᵿgui shetamorra gogumga

Wara wara iyugashka, sam anzhazhi mishanukuá

 

Meme ukuashka kima, ekuiya tua augaki mayuyá

Bungigaru, kᵿngui shangó, kᵿnogua ate, shamunku ate

Meme nekuashkarru, dzhibungua amashe

Burta nᵿn zhimashe, tshui kaya

Abu umba apá nukangua, inzhamaya, she ango

 

Nawinzhe bungingua damburru zha

Kuima neka, jina, nayampana uyashkarru

nawingua shka neka, she ringawama negantuna

Aginga aguanashkarru, bungiru, nashingᵿma

Anzhanunanka, anduamba risame awakuaga

Nanashka, ranzheru, ranzhe ruama, ranzhe kᵿnogua

Ranzhe shamunku, ranzhe shetamorra, ranzhe boshkua

 

Meme name, ra nan kuaga

Nayugaki nakso vinga

Bigu nayangerru, memangua namashahi nakso binga

Iwinarru, nashate, iwinarru nakso, iwinarru, ra sambuamba

Iwinarru shomamba ituna, iwinarru zhandumayaka,

Iwinarru zhinzhomamba, zhimashayamba, anzhanga aguanamba,

zhabiakuagamba, kua bimashe augamba…

Traducción al español:

 

Mi idioma es una imagen

De un momento a otro, comprendí el habla

observé el funcionamiento de la lengua

que una flor reposa muchas palabras

entonces comprendí la base del idioma 

Cuando hablamos, creamos imágenes infinitas

que cuando hablamos, te guío con mi dulzura 

 

Cuando observé el mundo de las palabras, le canté 

Que las palabras arreglan camino, que ponen las bases, que ponen líderes 

Cuando se hizo todo aquello, hablamos con los mares, 

Conversamos con el viento, le pedimos favores

La madre que está debajo de nosotros, la melodía nos la arreglamos 

 

Entonces también nuestra lengua se convirtió en adulto

Se hizo mayor de edad, creció, y empezó a caminar

Fue cuando, la especie humana, descubrió el orden social 

Algunos piensan que la lengua es huérfana, 

Que le encuentran sentido cambiarlo por otro idioma 

Pero para mí, hace parte de mi, es mi alma, mi identidad

Es mi guía, es mi imagen, mi luz para el camino

 

Por lo tanto, vive en mí 

Donde voy, camina conmigo

Donde arribe, con sus sabias palabras viaja conmigo 

A veces, va adelante, a veces me persigue, otras veces, a mi lado

A veces la encuentro en una flor, otras veces, en las estrellas

A veces en los libros, en las conversaciones, en pensamientos importantes,

en los tributos, o cuando te hablo… 

 

Por: Lorenzo Gil-Ga

Director de la Fundación Wiwa
Universidad Externado de Colombia
Sierra Nevada de Santa Marta
Colombia

lorenzo 576x1024 - Ranzhe gᵿgia shetamorra — Mi lengua como pintura — Lorenzo Gill

El lugar donde florecen las mariposas – D. Nadie

iconos 01 - El lugar donde florecen las mariposas - D. Nadie
Nos alegra alimentar el espíritu con poesía, elixir y canto de mensajeros, chaskis que caminan los territorios y comparten sus grandezas. Esta vez, nos llega un tejido textual de Daniel Sierra, un don nadie que le gusta pensar cosas y situarse a la orilla de lo establecido. Cree en todo, pero sobre todo en el poder de la palabra. Trabaja para la sincronía entre la memoria, el arte y la cultura. Estudió una maestría en Creación Literaria y ha publicado en la revista Ex-Libris. De este poema, compartimos la labor detrás de estas letras, que Nadie ha venido desarrollando con el colectivo Usted Mismo. Aquí nos habla sobre una de las comunidades intervenidas por el proceso de Párese Duro / Hágalo Usted Mismo del cual pueden leer más haciendo click aquí.

 


 

Lejos de Bogotá
En la serranía de San Jacinto
Al interior de los Montes de María
A una hora en tractor de Tetón
Y muy cerca de El Salado
Hay una vereda que se llama La Sierra
Un lugar olvidado
­             donde florecen lepidópteras
Olvidado por las instituciones
Olvidado por las bases de datos indexadas
Olvidado por los libros
Es tan olvidado que el centro de salud está destruido
como si hasta la salud se olvidara de llegar.

Pero ellos no olvidan,
no olvidan que han sido desplazados dos veces.
No olvidan que la última vez
les tocó descascarar el monte
porque la maleza se lo había comido todo.
No olvidan que los paramilitares paseaban
como Judas por su casa.
Ellos no olvidan, ojalá pudieran olvidar,
y nosotros ni nos enteramos.
La noticia de la muerte
­            nos llegó en forma de cifra.

Allá, el ajonjolí es el único
testigo de las balas, la sangre y el miedo
La tierra nunca olvida sus muertos.
Como dice Juan Gelman:
Ni a irse, ni a quedarse… a resistir.

 

DSC00262 1024x575 - El lugar donde florecen las mariposas - D. Nadie

D. Nadie
@dastnadie
Pachamamerto, Nadie, Anarco, Mensajero (chaski)
https://letrasdnadie.wordpress.com/