Fiesta de la Chakana – Tupac Wayra Runa

iconos 01 - Fiesta de la Chakana - Tupac Wayra Runa
Chakana Punchhäwi o Chakana Amptasiña, Fiesta de la Chakana o Cruz del Sur, celebrada por el mundo aymara el día 3 de Mayo, debido a los eventos astrológicos relacionados con la espiritualidad ancestral del antiguo territorio medicinal andino, Qolla. Tejido Textual de Tupac Wayra Runa, amauta (maestro y sanador) que, desde una perspectiva espiritual y descolonizante, gestiona la restitución de las sabidurías ancestrales de los Andes. Les compartimos un poco de astrología andina decolonial, desde la valiosa investigación de danzas y ceremonias perdidas de los Andes milenarios.

El universo es antiguo hogar de la vida, su edad es incalculable y todo lo que habita en aquella dimensión es muy sagrado para el ser humano. Actualmente cuando hablamos de constelaciones (conjuntos de estrellas) se nos viene a la mente los signos del zodiaco: constelaciones de estrellas observadas por los antiguos egipcios que estaban relacionados a su cosmología. Luego, estos signos fueron robados por los griegos quienes le cambiaron todo su contenido y le pusieron otra interpretación ligada, a su vez, con la propia cosmología mítica. Después, los romanos la adoptaron y expandieron este conocimiento por todo su imperio, el cual después de siglos fue esparcido en todo el mundo por los europeos, cuando colonizaron la tierra.

Es así como una forma de entender el cielo se globalizó a tal punto que ahora, en el sur del Abya Yala, nos guiamos absurdamente por constelaciones que no aparecen en el cielo que observamos, o al menos no como en las civilizaciones que están de la línea del ecuador hacia arriba.

Es importante, entonces, comprender que bajo la línea ecuatorial, en toda la parte sur del mundo, existe otra visión del cielo. Es decir, nuestra perspectiva del universo es distinta, haciendo que en el cielo podamos observar otras constelaciones estelares. En este sentido, nuestros antepasados y antepasadas, tuvieron una visión del cosmos alterna, otra construcción estelar que está ligada profundamente con nuestra espiritualidad.

Solo por mencionar algunos ejemplos de dichas constelaciones tenemos en el Qullasuyu: Chakana, Qarwa Nayra, Ururu, Qhantati, Jarawi, Qutu, Katari, Qurawa, Tiwula y la lista continúa.

El entendimiento del espacio cósmico tiene una relación profunda con nuestra espiritualidad. Se dice que nacemos con una “estrella” y cuando nace un wawa tenemos que ver las constelaciones para saber qué energía tendrá y poder guiarle siempre bajo su estrella. En los ayllus no se dice “Aries es, Libra es, etc.”, no. Eso se hace en las ciudades porque nuestro entendimiento del mundo es colonizado.

Dando continuidad a los ejemplos, cuando en el mundo andino se hacen leer coca y preguntan por una persona para pareja, siempre se dice en castellano “¿tenemos estrella?”. O cuando alguna persona se enferma, porque desde pequeña nunca le encontró sentido a su vida, decimos “nació sin estrella”. Es decir, las estrellas siempre nos han guiado desde tiempos inmemoriales, por lo que se podría decir que los primeros mapas que conocieron los ancestros para viajar en la tierra los trazaron de las estrellas. Esta es la importancia de entender el cielo que está sobre nuestras cabezas, como una forma de comprensión del cosmos que nos puede ayudar y guiar mejor.

Dada esta pequeña aclaración, decimos que existen cuatro dimensiones en la Cosmología Qollana: Akapacha (Planeta Tierra), Alaxpacha (el universo), Amaypacha (dimensión de lxs ancestrxs) y Manqapacha (dimensión de la oscuridad). Cada dimensión se abre como un abanico en el cual encontramos un orden perfecto que es demasiado amplio como para desarrollarlo en este texto.

Aquí el enfoque se explaya hacia la segunda dimensión del Pacha, llamada Alaxpacha o Alaypacha que desde una visión cristiana fue erróneamente entendida como el paraíso, edén o cielo cristiano. El Alaxpacha es una palabra que engloba a todo el universo, todo lo que esta fuera de la tierra, también llamado espiritualmente Pacha-Tata (padre cielo, mezclado con castellano), aunque la palabra correcta es Awkipacha. Éste tiene su espíritu al que se le llama Kuntur Mallku o Espíritu del Universo. Dentro del gran abanico de abuelos y abuelas que habitan en el Alaxpacha, destacamos a dos constelaciones de abuelas: la Chakana (Cruz del Sur) y la Qarwa Nayra (no hay una traducción exacta para esta palabra, puede significar muchas cosas, pero lo más cercano es Ojos de la Llama).

Del equinoccio de Marzo al equinoccio de Septiembre, éstas se destacan como algunas de las constelaciones más fuertes sobre el cielo. Sin embargo, no se pueden observar en el equinoccio de septiembre a marzo, pues aparecen otras constelaciones bajo este periodo.

Pero, ¿por qué, estas dos constelaciones, la Chakana y la Qarwa Nayra, tienen tal importancia que se hacen fiestas, ceremonias, rituales, danzas y sus símbolos están marcados en la vestimenta indígena, tallados en los templos y simbolizada de mil formas en todos los pueblos del sur del Abya Yala?

La respuesta está en las dos estrellas que se encuentran al lado de la Chakana y que se llaman Qarwa Nayra, esas estrellas representan al Pacha, es decir el espíritu superior y creador de todas las dimensiones y de todo cuanto existe. Estas dos estrellas se alinean con las otras dos que están horizontalmente en la Chakana, generando una vibración de energía con efectos muy impredecibles hacia todo. Tal energía fue bien comprendida por nuestros antepasados, causando tanto impacto que este entendimiento se honró desde que los primeros seres humanos dialogaron con el ruido silencioso del cielo.

Se dice que esta vibración fertiliza, no solo la tierra, sino al Ajayu en todas sus formas. Por eso en algunos lugares se guardan las primeras cosechas como ofrenda en esta ceremonia. En otras, las parejas se juntan bajo esta estrella para estar siempre unidos, las mujeres que no pueden tener hijos piden sanar su enfermedad bajo esta alineación y en otros lugares se danza el Tinku para ofrecer la sangre humana que cae de los guerreros como forma de retribución a esta energía que está fertilizando la tierra, además anuncia las lluvias y se puede predecir en ella si es que habrá algún desequilibrio.

Los abuelos y abuelas mencionan que cuando esta alineación se da siempre hay que realizar ceremonias, recomendaban siempre no viajar, porque la vibración es tan fuerte que, si no se hacen las ceremonias, la energía se sale de control y puede tener efectos drásticos sobre la tierra. Es por esto que cercano a esta alineación es normal que ocurran cosas fuertes, sacudidas que nos muestran cómo los humanos nos estamos olvidando de nuestros Sarawis (caminos sagrados).

Antiguamente, en toda la región circunstante al Lago Titi kaka y afines, se danzaba un ritual llamado Awki Awki, que representa los Achachilas, Apus, Machulas, Wak’as, Apachitas, Awichus, etc. Se danzaba para los espíritus del cielo, reconociendo la jerarquía de antigüedad del cosmos. Sin embargo, esta danza y ceremonias se fueron perdiendo y, como es clásico de todo el proceso de colonización que sufrimos, esta ceremonia fue reemplazada por fiestas como: Señor de la Cruz, Santa Vera Cruz Tatala, etc. No es coincidencia que las comunidades ej donde se realizaban estas ceremonias recibieron el nombre de 3 de mayo, día del Chakana Raymi.

Para fomentar el reencuentro con nuestras raíces y poder volver a entender el cielo al observarlo recordando quienes somos, compartimos este poco conocimiento (de seguro hay muchísimo más) que se nos ha transmitido sobre nuestra espiritualidad andina, sobre lo que había y lo que hay ahora, y que sirve como referencia, para quienes estamos restituyendo el camino ancestral.

Si bien nuestros pies están en el suelo con raíces que van hacia dentro de la tierra como árboles, es de saberse que éstas van más allá de la tierra, la atraviesan y se expanden por el universo, mostrándonos la infinitud y antigüedad de nuestro Ajayu.

Al final todo está conectado, pero para poder entender este misterio de la vida, es importante retomar el conocimiento de nuestros antepasados, pues ahí está el secreto de quienes somos. Miremos el cielo siempre pisando la tierra en la que estamos, porque si no reconocemos la tierra donde pisamos, mucho menos podremos comprender lo que miramos bajo la infinita noche estrellada.

Tupak Wayra Runa
guía espiritual en Camino Ancestral Bolivia


  • Abyayala: Palabra Tuna-kule que significa Tierra en plena madurez, desplaza al término América para al continente de sur a norte.
  • Qollasuyu: dirección que delimita toda la región ancestral del sur de Perú, toda Bolivia y norte de Chile y Argentina
  • Wawa: manera de decirle a los niños
  • Ayllu: comunidad, grupo familiar, así se reconocen a las comunidades indígenas en la zona andina.
  • Leer coca: uno de los métodos de adivinación más antiguos en los Andes.
  • Pacha: gran espíritu creador del espacio
  • Ajayu: espíritu de la energía que habita en todo
  • Tinku: significa encuentro y hace referencia a una antigua celebración sagrada que se realiza en los Andes Bolivianos

Tejido Textual tomado del Ayllu Pacha Ajayu, Taller de Práctica e Investigación de Música Ancestral